Deportes | transgénero | Nueva Zelanda | Tokio

Transgénero estará en pesas femeninas por Nueva Zelanda

Transgénero que participará en pesas femeninas por Nueva Zelanda en los Juegos Olímpicos de verano desata controversia sobre posible ventajismo

En los juegos olímpicos de verano Tokio 2020, la atleta transgénero Laurel Hubbard, de 43 años, que pasó de hombre a mujer en 2013, ha sido seleccionada para el equipo de halterofilia femenina de Nueva Zelanda en la competición de la división femenina de 87 kilogramos.

Las polémicas que se han desatado ante esta representación se refieren a un presunto “ventajismo” dado que Hubbard compitió en competencias masculinas de levantamiento de pesas antes de hacer la transición, y algunos críticos ya están cuestionando la situación como injusta para otros atletas.

Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional tiene pautas específicas para que los atletas transgénero compitan (los niveles de testosterona deben estar por debajo de cierto nivel) y Hubbard ha cumplido con los criterios desde el año 2015, por lo cual el Comité apoya su participación.

Esta situación ha sido destacada por Kereyn Smith, CEO del Comité Olímpico de Nueva Zelanda, quien ha emitido este lunes un comunicado oficial en el que afirma: “Reconocemos que la identidad de género en el deporte es un tema muy delicado y complejo que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el campo de juego", dijo Smith.

"Como equipo de Nueva Zelanda, tenemos una fuerte cultura de inclusión y respeto por todos. Estamos comprometidos a apoyar a todos los atletas neozelandeses elegibles y asegurar su bienestar mental y físico, junto con sus necesidades de alto rendimiento, mientras nos preparamos para y competir en los Juegos Olímpicos de Tokio", añadió.

Respecto a los juegos que comenzarán el próximo 23 de julio, las opiniones en relación a la participación de Hubbard están divididas. Por ejemplo, la levantadora de pesas belga Anna Vanbellinghen, calificó la situación de clasificación de Hubbard como "injusta" y como una "broma de mal gusto".

El presidente de Olympic Weightlifting New Zealand, Richie Patterson, opinó que "Laurel Hubbard es una estudiante astuta del deporte y técnicamente muy buena con los levantamientos. Esperamos poder apoyarla en sus preparativos finales hacia Tokio".

Dejá tu comentario