Trends | hombre | redes sociales |

Viral: Hombre en la calle con bebé en brazos consigue empleo

Tras miles de comentarios y likes en redes, Ángel Ariel Ustares, un hombre de 34 años, logró encontrar empleo en una importante marca de automóviles.

La historia de Ángel Ariel Ustares, un hombre de 34 años que vivía en las calles de Buenos Aires con su hijo en brazos, conmovió a la opinión pública argentina esta semana. Y es que gracias a que algunas personas compartieron su historia a través de las redes sociales, su caso se hizo viral hasta que tuvo opciones para escoger dónde trabajar.

Ustares, quien se encontraba en a calle junto a su esposa con currículum en mano y dos hijos, uno de ellos en brazos, se volvió viral en las redes sociales con mensajes conmovedores sobre su historia. Ambos salían a las calles a pedir limosna para alimentar a sus dos hijos, ya que no tenían cómo hacer frente a los gastos.

Además de pedir dinero para los gastos diarios, el hombre de 34 años también ofrecía su currículum para que alguien le diese una oportunidad en caso de saberlo.

Embed

Cada día, Ángel y su esposa se sentaban al frente de un banco en el barrio de Palermo, en Argentina, hasta que llegó el día tan esperado. En su currículum se detallaban habilidades como albañil y mecánico de profesión,

Según reseñó el portal Biobio de Chile, una mujer de nombre Sandra Tolosa se le acercó para conocer su historia, tomó una foto, la subió a las redes sociales y así ocurrió el milagro.

“Ángel y su familia están en la calle. Vi su currículum junto al bebito de 5 meses y le pregunté que hacía. Llorando me contaba que es albañil y mecánico. No consigue trabajo. Quizás viralizando lo podamos ayudar. Me dijo que no quiere bajar los brazos por su hijo”, escribió Sandra en su cuenta de Facebook.

Tan solo transcurrieron unas horas para que una avalancha de likes, comentarios y más de 522 mil compartidos inundara la cuenta de Sandra Tolosa. Hasta que Agustina Lemucchi, una reclutadora de IT, compartió su historia en su perfil de LinkedIn y las ofertas de empleo comenzaron a llegar desde ambas redes sociales.

Además de trabajo, algunas personas le ofrecieron alimentos y hasta un celular para que recibiera ofertas de trabajo. El caso también tocó las puertas de algunos organismos del gobierno argentino, quienes lo ayudaron a que manejara su situación y obtuviese beneficios como trabajador. Fueron tantas las ofertas, que al final Ángel se decantó por una vacante como mecánico en una conocida marca francesa de automóviles, con grandes beneficios laborales para él y sus hijos.

¿Conmovedor, no crees?

Dejá tu comentario