Trends | El Talibán | Estados Unidos | Afganistán

El Talibán, la organización que reconquista Afganistán

El Talibán fue derrocado del poder en 2001, tras una incursión militar de Estados Unidos, pero poco a poco ha ido recuperando el territorio de Afganistán

El Talibán surgió a principios de la década de 1990 en el norte de Pakistán tras la retirada de Afganistán de las tropas de la Unión Soviética. Se cree que el movimiento apareció por primera vez en seminarios religiosos, en su mayoría pagados con dinero de Arabia Saudita, en los que se predicaba una forma de línea dura del islam sunita.

El Talibán entró en conversaciones con EE.UU. en 2018, y el año pasado ambas partes llegaron a un acuerdo de paz en Doha que comprometía a Estados Unidos a retirarse y a los talibanes a prevenir ataques contra las fuerzas estadounidenses.

Actualmente las conversaciones de paz han quedado paralizadas y mucha de la gente que vive en las ciudades de Afganistán tomadas por los talibanes ha perdido sus bienes o sus seres queridos. Las promesas hechas por los talibanes fueron restaurar la paz y la seguridad y hacer cumplir su propia versión de la ley islámica, una vez en el poder.

Desde el suroeste de Afganistán, los talibanes ampliaron rápidamente su influencia y su popularidad inicial se debió a su éxito erradicando la corrupción, frenando la anarquía y trabajando para que las carreteras y las áreas bajo su control fueran seguras, impulsando así el comercio.

Sin embargo, los talibanes también introdujeron y apoyaron castigos acordes a su estricta interpretación de la ley islámica ejecutando públicamente a asesinos y adúlteros que habían sido condenados y amputando a los que habían sido declarados culpables de robo. Los talibanes también prohibieron la televisión, la música, el cine, el maquillaje y desautorizaron que las niñas de 10 años o más fueran a la escuela.

Los talibanes se convirtieron en uno de los focos de atención en todo el mundo tras los ataques al World Trade Center de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001. Fueron acusados de servirles de santuario a los principales sospechosos de los ataques: Osama Bin Laden y su movimiento al Qaeda. El 7 de octubre de 2001, una coalición militar liderada por Estados Unidos lanzó ataques en Afganistán y, para la primera semana de diciembre, el régimen talibán ya se había derrumbado.

En la actualidad, mientras Estados Unidos se prepara para completar la retirada de sus tropas antes del 11 de septiembre, tras dos décadas de guerra, los talibanes invaden puestos militares afganos, pueblos y aldeas, e incluso algunas ciudades importantes, avivando temores de que puedan derrocar al gobierno.

Dejá tu comentario