Trends | Ejercicios en Casa | ejercicios | yoga

Conoce estos ejercicios en casa para mejorar la flexibilidad

El Yoga es una gran alternativa para mejorar tu flexibilidad con ejercicios en casa. Sin embargo, no es la única opción

La flexibilidad es la capacidad de una articulación para moverse a través de un rango de movimiento muy amplio sin restricciones y sin sufrir dolor. Esta capacidad no es fija, sino que por el contrario se puede entrenar, pero para ello, es necesario seguir una rutina de ejercicios en casa con constancia y disciplina.

Los ejercicios de flexibilidad son muy beneficiosos para el cuerpo y sin embargo a veces son olvidados en las rutinas de ejercicios en casa o cuando se empieza a realizar algún deporte. Si no estiras los músculos con regularidad existe el riesgo de que se acorten o se vuelvan menos elásticos, lo cual reduce la capacidad de movimiento de tus articulaciones, aumentando la rigidez y el riesgo de sufrir lesiones. Por eso es necesario realizar algún tipo de ejercicios de flexibilidad en casa durante unos minutos cada día, lo cual te ayudará a estirar todos los músculos principales de la parte inferior y superior de tu cuerpo.

Tanto el Yoga como el Pilates son dos disciplinas que están ganando mucha aceptación por parte de las personas interesadas en mejorar no solamente su físico y su salud, sino también otras aptitudes relevantes para su calidad de vida como por ejemplo la fuerza y la flexibilidad. En cualquier caso, si te interesan este tipo de clases y puedes practicar ambas, no deberías quedarte solamente con una de las dos ya que no hay duda de que pueden ser totalmente complementarias, pero desde luego si tu intención es mejorar la flexibilidad, el Yoga puede ser más aconsejable.

Entre los principales ejercicios de flexibilidad que puedes practicar en casa, los expertos recomiendan el Yoga en primer lugar, porque se centra en la flexibilidad y plasticidad del cuerpo. Así que deberíamos acostumbrarnos a relajar y estirar el cuerpo en distintas posiciones y luego mantenerlas mientras nos concentramos en la respiración.

En el Yoga también se trabaja la musculatura del core y la postura, pero lo cierto es que se enfatiza mucho más el trabajo de la flexibilidad, llegando a dedicar una gran parte de la clase a la mejora de esta cualidad. Si estás buscando mejorar tu flexibilidad, el tipo de Yoga más recomendable es el Ashtanga, que desde luego es una de las modalidades más exigentes físicamente hablando.

Sin embargo, te recomendamos comenzar poco a poco para que tu cuerpo se vaya adaptando gradualmente a la rutina. Y si no puedes salir al gimnasio por el tema de la pandemia y cuarentena, recuerda que en las redes sociales podrás encontrar infinidad de tutoriales que te pueden introducir fácilmente en esta práctica milenaria.

Dejá tu comentario