Criptomonedas Bitcoin | Disco | millones

Historias de Bitcoin que parecen ser obra de la ficción y son 100% realidad

Conoce las historias más increíbles sobre el Bitcoin 100% reales, desde millones en un disco duro perdido hasta miles de millones en una contraseña olvidada

La criptomoneda Bitcoin ha cumplido ya 13 años de edad y para celebrar este cumpleaños, vamos a recordar esas historias que más parecen sacadas de una historia de ciencia ficción de décadas pasadas visionando lo que sería el futuro y en las que el drástico cambio del valor del bitcoin llevó a sorpresas no muy buenas teniendo en cuenta que se habla de millones de dólares.

  • Un disco duro en un basurero inmenso. El galés James Howells lleva años tratando de encontrar un viejo disco duro que tiene almacenados bitcoins por un valor de 315 millones de dólares. El disco duro acabó en la basura en su momento, por lo que el sitio donde Howells quieres buscar es un enorme vertedero, pero el ayuntamiento del lugar no le da el permiso porque dicen que remover la basura podría causar un enorme impacto ambiental.
  • Una contraseña millonaria apuntada en un papel. Stefan Thomas, un programador alemán que reside en San Francisco, anotó la contraseña de una memoria IronKey en un papel. En esa memoria hay muchas otras contraseñas valiosas como la de su cartera digital con más de 7.000 bitcoins. Más allá de haber perdido la contraseña, el principal problema que tenía en enero del pasado año, cuando se dio a conocer esta historia, es que solo le quedaban dos oportunidades para introducir la clave correcta antes de que la memoria de alta seguridad se cifrase.
  • Un disco incendiado y un hacker habilidoso. Un usuario de Twitter anunció en la red social que estaba "cerca" de recuperar su propia cartera digital, a la que había dado por perdida después de que su disco duro se incendiara hace más de una década. Y, según lo que él informó, sí que lo consiguió. En Twitter, el usuario @jonesushchrist informaba que su intento de recuperación del fichero wallet.dat había resultado ser exitoso, y que eso lo había convertido ahora en "millonario", si bien no reveló la cantidad exacta de dinero que tenía.
  • Una caja de metal y problemas con la justicia. En el 2012, Clifton Collins compró 6.000 dólares en Bitcoin, utilizando dinero proveniente del cultivo y venta de marihuana. En aquel momento, el precio del Bitcoin rodaba entre los cuatro y seis dólares. Quizás pensó que era una inversión, pero una manera también de "lavar" el dinero que había conseguido de una manera ilegal. Collins se enfrentó al eterno dilema de cómo almacenar estos 6.000 dólares en Bitcoin, así que imprimió un folio en A4 con las claves privadas y guardó este papel en una caja de aluminio que servía como estuche para la caña de pescar. A todo esto, la policía lo detuvo tras encontrarlo circulando con mucha marihuana en su coche y acabó condenado a varios años de cárcel. Su casero de alquiler mandó que retiraran sus pertenencias y fueran llevadas a un vertedero. Como os podéis imaginar, entre estas pertenencias se encontraba la caja de metal con los códigos dentro. Al parecer, los desechos de este vertedero son enviados a Alemania y China para ser incinerados.
  • La policía sueca y su deuda millonaria con unos delincuentes. Las autoridades suecas confiscaron en abril de 2019 36 bitcoins a unos traficantes de droga como parte de una condena por vender droga online, que impuso un fiscal. Estos 36 bitcoins tenían un valor de 150.000 dólares en ese momento y en agosto de 2021 el valor se había multiplicado por 10 hasta llegar a los 1,5 millones de dólares. Dado que las autoridades no cambiaron las criptomonedas a una moneda fiduciaria en el momento, sino que esperaron dos años para hacer este cambio, al realizarlo, se encontraron con 1,35 millones de dólares de más. Esto se traduce a que, si la multa es de 150.000 dólares (la condena fue por el valor que tenían aquellos 36 bitcoins en su momento) las autoridades no pueden quedarse con el resto del dinero y en agosto se dictó que debían devolverlo a los traficantes de drogas que protagonizan la historia.

Dejá tu comentario