Tecno | Theranos | Elizabeth Holmes | empresa

Elizabeth Holmes y cómo estafó a todos con Theranos

Elizabeth Holmes podría ser condenada a 20 años de prisión si es hallada culpable de los cargos de fraude que se le imputan en relación a su empresa Theranos

Esta historia que ha sacudido a los medios y redes en EEUU, tiene origen en el año 2003, cuando Elizabeth Holmes, que para entonces tenía solo 19 años, fundó Theranos, una empresa biomédica que para el momento tenía un capital aproximado a los 9.000 millones de dólares. La principal oferta de Theranos para entonces era desarrollar una nueva tecnología capaz de diagnosticar múltiples enfermedades con una prueba rápida de sangre, lo que resultó atractivo para muchísimos inversores.

La iniciativa empresarial buscaba facilitar y agilizar los trámites relacionados con los análisis de sangre, tales como costos y acceso. Su tecnología iba a permitir realizar todo tipo de diagnósticos complejos con sólo unas gotas de sangre y así fue como su iniciativa fue ganando apoyo en diferentes círculos importantes de inversionistas, entre ellos el magnate Rupert Murdoch y el exjefe del Pentágono, Jim Mattis, pero todo se descalabró en 2015 cuando informes filtrados al diario The Wall Street Journal pusieron en duda la efectividad de las máquinas utilizadas por Theranos.

Después de comprobarse lo planteado en The Wall Street Journal, el imperio de Theranos se vino abajo en el año 2015 y ahora su fundadora, Elizabeth Holmes se enfrenta a un juicio que podría costarle hasta 20 años de cárcel por fraude, si se llega a comprobar que, efectivamente, cometió el delito de fraude contra los inversionistas que ayudaron a financiar a la empresa.

Holmes se presentó el pasado lunes en la declaratoria de su juicio, alegando que ella creía firmemente en su biotecnología y se defendió diciendo que era una "innovadora comprometida" que gastó todos sus ahorros y abandonó una Universidad de élite por perseguir la realización de su proyecto: "Me llevó a la conclusión de que estábamos alcanzando los objetivos de diseño para este sistema", declaró Holmes al ser interrogada en un tribunal de California, en su segundo día en el estrado.

Como parte de su argumento de defensa, mencionó algunos ejemplos de investigadores que proporcionaron comentarios favorables sobre la tecnología de Theranos, empresa que colapsó después de que sus máquinas de diagnóstico no funcionaran según lo prometido.

Holmes se declaró inocente de nueve cargos de fraude electrónico y dos de conspiración. En el transcurso del juicio de dos meses, los miembros del jurado en San José, California, han escuchado el testimonio de más de dos docenas de testigos de cargo, incluidos pacientes e inversionistas a quienes los fiscales dicen que Holmes engañó.

Dejá tu comentario