Trends | Santa Clauss | navidad | Nicolás

Santa Clauss: ¿por qué se llama Papá Noel y se viste rojo?

La tradición dice que la figura de Santa Clauss es la de un santo del Siglo IV, pero su atuendo, renos y la casa en el Polo Norte surgieron en el siglo XX

¿Existió Santa Clauss? No. Al menos tal como lo conocemos hoy, pero la leyenda de este hombre pasado de kilos que se desliza por las chimeneas en pleno invierno para dejar regalos a los niños tiene un punto de partida parcialmente verdadero, pero que en el tiempo se fue deformando y, con un mercadeo de una bebida mundialmente conocida, llegó a nuestros días vestido de rojo y en trineo.

La leyenda de Santa Clauss se puede comparar con la de los Reyes Magos que visitaron a Jesús en el pesebre. Ninguna de estas historias es verdadera y ha sido la tradición la que creó estos mitos que hoy celebran la Navidad.

El obispo Nicolás de Myra vivió en el Siglo IV, en los actuales territorios de Turquía. Hijo de una familia con dinero, quedó huérfano cuando sus padres murieron por la peste. Heredero de una riqueza importante, decidió repartir los bienes entre los pobres de su pueblo. Decidió tomar los hábitos y hacerse sacerdote.

La tradición le atribuye milagros en aquellos tiempos de nulos conocimientos y tras su muerte se convirtió en una figura venerada en Grecia, Rusia y en los territorios actuales de Francia.

Ya mucho más tarde se tejieron leyendas, como que hacía sus donaciones de manera anónima y se introducía por las ventanas para repartir monedas de oro, pero nada de estas versiones se encuentra documentado, todo es producto de tradiciones orales y recreaciones similares a las que se asignaban a hombres santos.

La metamorfosis de San Nicolás a Papá Noel

Casi como Hulk, el personaje de Marvel, el viejo obispo que ayudaba a la gente en la ciudad de Anatolia, donde vivió y murió, terminó instalado en el Polo Norte con un reno llamado Rodolfo, un trineo, vestido de rojo, bastante obeso, y en pleno invierno de los EEUU, con nieve junto a las casas y las chimeneas encendidas con fuego, logra descender por esos huecos sin atascarse ni quemarse, y dejar regalos a los niños.

San Nicolás se transformó en Sinterklaas, un personaje en Holanda que fue trasladado con las migraciones de esas etnias que se dirigían a la tierra prometida en América del Norte que en el Siglo XVII formaban colonias que en 1776 se convirtieron en los Estados Unidos de América.

Fue el escritor Washington Irving quien en 1809 escribió el nuevo nombre de Sinterklaas: Santa Clauss. Pero en ese tiempo, el personaje era enano y flaco. Fue el poeta Clarke Moore quien se refirió a este hombre que en vísperas de Navidad le hacía regalos a los niños y se trasladaba en un trineo tirado por renos. El famoso “era Rodolfo un reno que tenía la nariz roja como un tomate” nació en aquellos poemas. El viejo Rodolfo ya supera los 200 años de edad.

El Santa Clauss flaco y enano se vuelve gordo y grande cuando un dibujante lo retrata con una nueva figura en 1863. Allí se relata que el personaje adoptó la fisonomía que hoy le conocemos, pero las dudas están en torno a sus prendas, inspiradas en los colores y ropajes de los obispos. El personaje solía vestirse de verde, algunas veces en rojo, también en azul o morado.

Santa Clauss vive en el Polo y toma Coca Cola

A fines del siglo XIX, la tradición del hombre gordo que repartía regalos estaba ampliamente extendida en los EEUU, y fue una empresa dedicada a la venta de carnes la que usó por primera vez la imagen de Santa Clauss para una campaña publicitaria para Navidad.

Pero quien volvió a Santa Clauss mundialmente famoso fue Coca Cola, que adquirió algo así como los derechos de uso de imagen y transformó a Santa Clauss en chofer de camión que lleva regalos y la refrescante bebida por todo el mundo.

Desde 1930 la figura se transformó y abandonó para siempre los colores verde, azul o morado para tener un uniforme rojo con botones negros y detalles en blanco. Irónicamente puede decirse que ha sido una absoluta casualidad que la Coca Cola tenga color negro, su logotipo sea en rojo y blanco.

El uso de la imagen de Santa Clauss en todo el mundo con la marca de bebidas lo trajo a nuestros días con la imagen que le conocemos. Quizá en unos años, el obeso Papá Noel baje unos kilos gracias a los nuevos hábitos de consumir productos sin azúcar.

Dejá tu comentario