Trends | plástico | casa | German

La primera casa hecha con plástico de botella reciclado

La vivienda, ideada por Joel German y David Saulnier, está hecha con plástico de botellas, logra aislar la temperatura y es resistente a las plagas.

Dos arquitectos canadienses prometen revolucionar el futuro de la construcción de viviendas con una idea que, además, podría ayudar a salvar al planeta: construir viviendas hechas de plástico reciclado.

A diferencia de los materiales de construcción convencionales, como madera, concreto o tabiques, esta vivienda fue construida con más de 600 mil botellas de plástico reciclado, cuyos envases fueron triturados y fundidos para convertirlos en las paredes de 15 centímetros de grosor que levantan a la vivienda.

Esta casa ecológica se encuentra ubicada en el poblado de Nueva Escocia, en Canadá, y fue hecha por los constructores Joel German y David Saulnier, quienes pensaron en una idea que fuera acorde con el medio ambiente.

"Estás salvando el planeta. Estás salvando los océanos. Estás sacando todo este [plástico] del medio ambiente y haciendo cosas con él”, declaró Saulnier al medio canadiense CBC.

Embed

Además de ser ecológica, la vivienda puede construirse en apenas 7 horas. Las paredes de plástico producen una vivienda resistente y con aislamiento de sonido. German y Saulnier aseguran que este plástico ayuda a mantener las temperaturas interiores con el doble de efectividad que las viviendas convencionales, lo que ayuda a reducir el gasto de energía en calefacción y refrigeración.

Los socios German y Saulnier idearon el proyecto a través de JD Composites, la constructora que ambos crearon para hacer estas viviendas. La compañía logró probar las paredes contra vientos más fuertes que un huracán categoría 5 y determinaron que estas nunca se quebraron.

JD Composites pone a la venta esta casa, única en su tipo, a un precio similar a las convencionales, incluidos los muebles. En caso de no tener éxito, planean alquilarla en AirBnb para ofrecerles a los turistas una experiencia inigualable.

La vivienda cuenta con 185 metros cuadrados y el material base es el tereftalato de polietileno (PET) reciclado, que forma parte de las botellas desechadas. Se trata de la primera vez que el plástico reciclado se utiliza para la construcción de casas.

Otra de las ventajas del PET es que es resistente a la putrefacción, el moho y las termitas, problemas bastante comunes en otro tipo de hogares, sobre todo aquellos que son hechos de madera.

Dejá tu comentario