Deportes | Manchester City | Champions League |

Chelsea se coronó como campeón de la Champions League

Chelsea se coronó campeón de la Champions League tras derrotar por la mínima diferencia a Manchester City ante una tribuna de 15 mil personas.

Luego de nueve largos años sin alcanzar el preciado trofeo, el Chelsea se ha vuelto a coronar campeón de la Champion League. Un tanto de Kai Havertz fue suficiente para que el Chelsea se impusiera (1-0) ante el Manchester City, en la final de la Champions League, este 29 de mayo de 2021. Con esto, los azules consiguieron su segundo título europeo, nueve años después de su última coronación.

Durante la jornada, Chelsea dispuso de las mejores ocasiones, sobre todo en las botas de Timo Werner, pero no se adelantaron hasta el minuto 43, cuando Kai Havertz regateó a Ederson tras un magistral pase de Mason Mount.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Chelsea FC (@chelseafc)

Manchester City tuvo la posesión de la pelota, algo característico de los equipos de Guardiola, pero sin la fluidez necesaria para traducirla en poderío ofensivo. Solamente Raheem Sterling rompió líneas cuando la agarró gracias a su velocidad y capacidad de gambeta, sin socios y con Kevin De Bruyne bien tomado y Riyad Mahrez prácticamente desaparecido sobre el costado derecho del ataque.

Evidentemente, fue un partido accidentado para los del Manchester City, que se vieron bloqueados por un buen dispositivo táctico de los londinenses. Además, perdieron a su capitán, Kevin De Bruyne, que se tuvo que retirar con un ojo morado y entre lágrimas tras un choque con el defensa del Chelsea, Antonio Rudiger.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Chelsea FC (@chelseafc)

El jugador belga se fue antes del minuto 60, sustituido por Gabriel Jesús, con su equipo 0-1 abajo en el marcador. Con su salida, los ciudadanos se lanzaron al ataque, minutos después ingresó Sergio Agüero cuando solo faltaban 13 minutos para el final del juego, pero ni el ‘doble 9’ sirvió para romper la buena táctica de Chelsea.

Para el Chelsea, el mal momento de la jornada fue la lesión de Thiago Silva, que tuvo que ser sustituido por Andreas Christensen. En los minutos finales, Manchester City empujó por todos lados, sin demasiadas ideas y mucho menos la tranquilidad de siempre para tocar y abrirse camino. Los siete minutos adicionales se consumieron entre pelotazos frontales, centros de los costados y los despejes de Chelsea, que finalmente se quedó con la Champions.

Dejá tu comentario