Show | Harry Potter | Tatuajes | saga

Tatuajes de Harry Potter y la protesta contra J.K. Rowling

Los tatuajes de Harry Potter fueron cubiertos por los hombres que los han llevado durante años, como forma de protesta contra J.K. Rowling

Fanáticos de “Harry Potter” se cubrieron en el cuerpo los tatuajes de la saga tras sentirse ofendidos tras los comentarios de la escritora J.K. Rowling. De hecho, la autora de la famosa saga “Harry Potter”, se volvió tendencia mundial hace algunos meses, luego de sus comentarios en Twitter rechazando la identidad de las personas transgénero. Primero afirmó que sólo las personas que menstruaban eran mujeres, para luego afirmar que aceptar a alguien que se cambió de sexo como mujer es rechazar la experiencia de las que sí lo son.

Esto despertó el repudio de cientos de miles de seguidores, lo que hizo que Daniel Radcliffe, Emma Watson, Eddie Redmayne y hasta la productora Warner Bros., salieran a pedir disculpas y a pedirle a sus fanáticos que supieran diferenciar la polémica de la historia del joven mago. Sin embargo, muchos se sintieron decepcionados y algunos incluso se cubrieron los tatuajes que se habían hecho relacionados a la saga “Harry Potter”.

Por ejemplo, Vlad Caldwell, de 22 años, creció con su madre leyéndole los libros de la saga Harry Potter antes de dormir a él y a su hermano pequeño. “Era como sumergirse en otro mundo totalmente distinto cuando era pequeño. Sobre todo porque también salían las películas”, explicó en diálogo con BuzzFeed News. Caldwell, que es un hombre transgénero, se hizo su primer tatuaje a los 18 años en su muñeca. Allí se tatuó el icónico símbolo de los Mortífagos, los secuaces del villano Lord Voldemort. “Me hice ese dibujo porque era un adolescente muy emocional. Aún veo las películas y las disfruto pero, hasta que no deje Rowling de decir cosas como esa, no puedo despegarla de su creación”, relató.

“Para ser honesto, ya venía pensando en cubrirme el tatuaje hace un tiempo por comentarios anteriores, pero esta fue la gota que rebasó el vaso”, dijo Finn H., un hombre transgénero de 32 años de quien no trascendió el apellido. Él tiene tatuado unos anteojos con un rayo arriba.

Molly Knox Ostertag, por su parte, es una novelista gráfica oriunda de Los Ángeles, Estados Unidos, que se sometió al cambio de sexo. Ella es también una tatuadora que se ofreció a cubrir tintas de fans de Harry Potter. “J.K. Rowling me ha inspirado mucho tiempo pero ahora no puedo separar al autor de su trabajo, me duele porque estamos en un tiempo de importantes cambios sociales”, opinó.

Dejá tu comentario