Show | El Juego del Calamar | Corea | Deuda

La crisis de deuda coreana que inspiró El Juego del Calamar

La de deuda coreana que inspiró El Juego del Calamar, la serie que ha cautivado al público mundial y se ha convertido en lo más visto de Netflix en 90 países

"El Juego del Calamar", la serie que ha batido records de vistas a nivel mundial, esconde una triste historia de la vida actual de los habitantes de Corea del Sur, no exenta de pobreza, violencia y desesperación. La trama de la misma, se desarrolla en torno a una serie de juegos macabros en los que sus jugadores luchan literalmente a muerte.

El drama lleva a los espectadores a una aventura llena de suspenso durante el desarrollo de los nueve episodios en los que un grupo de personas sumidas en deudas y desgracias personales ingresan a una serie de seis juegos de supervivencia, inspirados en típicos juegos de los niños de Corea del Sur. Los perdedores del juego morirán mediante un duro proceso de eliminación, y el único ganador obtendrá un premio de 46,5 billones de wones surcoreanos, lo que representa casi 40 millones de dólares.

Los primeros episodios revelan las distintas circunstancias especiales que han llevado a los diversos personajes a situaciones de deuda tan desesperantes que deciden apostarlo todo al juego con la esperanza de sobrevivir y obtener la codiciada suma de dinero. Entre ellos, un desempleado que se endeuda por negocios fallidos y juegos de azar, un anciano enfermo de cáncer, un trabajador inmigrante pakistaní y un miembro de una banda criminal organizada, junto a muchísimas otras personas que han fracasado en su intento de superar el drama de la pobreza y sobrevivir a las exigencias del capitalismo surcoreano.

En la vida real, el Juego del Calamar es, más que una producción exitosa, un importante testimonio de las condiciones de vida de las personas de estratos económicos bajos en Corea del Sur, país que en la actualidad mantiene ciertos indicadores económicos y sociales en niveles francamente insoportables.

Por ejemplo, la deuda de los hogares en Corea del Sur ha aumentado considerablemente en los últimos años hasta superar el 100% de su PIB, el más alto de Asia. El 20% de los que más ganan en el país tiene un patrimonio neto 166 veces mayor que el del 20% con menores ingresos, una disparidad que se ha incrementado en un 50% desde 2017, consolidando una brecha de inequidad sorprendente.

Por supuesto, esta no es una historia exclusiva de Corea del Sur. Gente de muchos otros países se podría identificar con los personajes de "El Juego del Calamar", sus problemas de deuda y sus miserias personales, particularmente en estos tiempos en que economías similares a la de Corea del Sur están experimentando muchos de los mismos desafíos, exacerbados por la pandemia mundial en curso ocasionada por el Covid-19. Finalmente, la serie deja un importante mensaje final para la reflexión de la audiencia sobre aquellos que triunfan a menudo, a expensas de otros que han fracasado por debilidad, discriminación, falta de oportunidades en igualdad de condiciones o hasta por mala suerte, dejando planteados ciertos temas filosóficos que le dan mucha calidad a la producción.

Dejá tu comentario