Famosos | Eduardo Yáñez | mamá | Alcohol

Eduardo Yáñez revela que intentó suicidarse

Eduardo Yáñez hizo revelaciones sobre su intento de suicidio, su adicción al alcohol y su temporada en una cárcel

En entrevista con el programa de Yordi Rosado en YouTube, "La Entrevista con...", el recio actor Eduardo Yáñez confesó que por la adicción que tenía al alcohol, pensó en quitarse la vida. También reveló que no conoció a su padre y que vivió unos años en un reclusorio, y no porque fuera un maleante, sino que por su mamá era celadora en alguna de las cárceles de México.

"Mi abuela y mi mamá eran celadoras de una cárcel, estaba en Lecumberri, que era la única cárcel mixta en México en aquel tiempo, fue una época muy fuerte. Yo crecí algunos años ahí, no teníamos departamento, no teníamos un lugar en dónde vivir. Mi mamá trabajaba 48 horas por 8, o sea descansaba 8 y estaba 48 horas allí metida y me llevaba a mí. Mis otros medios hermanos vivían con mi abuela”.

Embed

A pregunta directa de Rosado si él convivía con los internos, Yáñez confirmó esto y relató que nunca ha olvidado a uno de ellos de nombre Raúl que llegó a Lecumberri por haber golpeado de manera salvaje a su esposa y por haber matado al amante de ella.

"Era cinta negra en karate, estaba preso por asesinato y él me subía a sus rodillas, me enseñó a jugar ajedrez, damas chinas, era otro wey del que acusaban. Mi mamá siempre me dijo qué había hecho, pero siempre él le llevaba regalos a mi mamá, la pretendía, era un hombre guapo, alto, delgado. Nunca me voy a olvidar de esas gentes, yo comía en el comedor con ellos y todos se jugaban quién iba a comer conmigo: '¡pásame al pinche Lalo! y ¡Marú... tu hijo'...", recordó mientras que explicaba que su mamá nunca tuvo miedo de que le hicieran algo los y las internas.

Durante la charla con el conductor, Eduardo Yáñez también relató lo que vivió con respecto a la adicción al alcohol que tenía con el alcohol y cómo fue cayendo en sus redes desde que entró en el mundo de la actuación. "No es que alguien me hizo alcohólico o que yo sufrí por ser alcohólico, ni madres, nos gustaba darnos nuestros tragos y meternos nuestros pedos. Mi problema vino después dentro de la carrera de la actuación, empiezan los problemas del amor, la soledad, todas esas búsquedas, todas esas incógnitas de por qué no tuve una familia y te haces el pinche mártir, y a chupar, porque el chupe te transforma y te hace sentir a otro nivel", aseguró.

Dejá tu comentario