Trends | Canadá | menores | Iglesias

Queman iglesias en Canadá tras hallazgos en escuelas

Queman dos iglesias en Canadá tras hallazgo de cuerpos de menores indígenas que habían sido tomados de sus familias para "civilizarlos"

Un par de iglesias fueron destruidas y dos más quemadas en la región de Okanagan, Columbia Británica, Canadá, tras el descubrimiento de los cuerpos de más de 750 menores indígenas en un internado operado por la Iglesia Católica, informó el diario HuffPost.

El jefe de la banda india de Lower Similkameen, Keith Crow, informó que recibió una llamada alertando que la Iglesia de Choapaka estaba en llamas y, cuando llegaron al lugar, solo encontraron cenizas, indicó el medio canadiense CBC. Poco después se descubrió que a la iglesia de Upper Similkameen también le habían prendido fuego.

“No son una coincidencia”, sentenció Keith Crow, pues ambos incendios fueron reportados con una hora de diferencia e inmediatamente después otras dos Iglesias en Okanagan fueron destruidas.

Ahora bien, qué ocultan estos incendios aparentemente planificados es la incógnita que deben responder las autoridades competentes, aunque todo indica que ha sido una fuerte protesta a raíz del macabro descubrimiento de los cadáveres de más de 750 niños indígenas que vivían en los internados que operaban para la época con el fin de atender a niños indígenas, internados que eran regentados por la iglesia católica.

El jefe de la tribu Cowessess, Cadmus Delorme, indicó que dicho descubrimiento no es una “fosa común”, sino de “tumbas sin nombre” en un cementerio supervisado hasta 1960 por la Iglesia Católica y que después las retiró.

“Se trataría del mayor anuncio sobre hallazgo de tumbas en internados para menores indígenas hasta el momento, después de que a finales de mayo se anunciara el descubrimiento de más de 215 cadáveres de niños enterrados hace más de 40 años en la antigua Escuela Residencial India Kamloops”, indicó El HuffPost.

Esta residencia fue inaugurada en 1890 y para 1950 tenía 500 alumnos. Los niños amerindios, mestizos e inuit sufrieron abusos sexuales, torturas físicos y psicológicos de manera sistemática o realizaron “experimentos” con ellos.

En 2017, el gobierno de Canadá se disculpó oficialmente por el internamiento forzado de niños indígenas, pues se calcula que murieron alrededor de 3 mil 200 de tuberculosis, según una investigación.

Dejá tu comentario