Trends | Artritis | dolor | ejercicios

Consejos para aliviar los síntomas y el dolor de la artritis

Dolor de artritis: lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer, según los expertos de la Clínica Mayo

Para mejorar las condiciones de vida de los pacientes de artritis y ayudarlos a aliviar los dolores, se recomiendan algunas medidas en las rutinas cotidianas, como:

  • Presta atención a tus articulaciones, ya sea sentado, de pie o en actividad.
  • Mantén tus articulaciones en movimiento. Haz diariamente estiramientos suaves que muevan tus articulaciones en toda su amplitud de movimiento.
  • Mantén una buena postura. Un fisioterapeuta puede mostrarte cómo sentarte, pararte y moverte correctamente.
  • Conoce tus límites. Busca un equilibrio entre la actividad y el descanso, y no te excedas.

Además, los cambios en el estilo de vida son importantes para aliviar el dolor, y en tal sentido se recomienda:

  • Controlar el peso. El sobrepeso puede aumentar las complicaciones de la artritis y contribuir al dolor de la misma. Por lo general, hacer cambios graduales permanentes en el estilo de vida que generen una pérdida de peso progresiva suele ser el método más eficaz para controlar el peso.
  • Dejar de fumar. Fumar causa estrés en el tejido conectivo, lo que puede aumentar el dolor de la artritis.
  • Una actitud negativa. Los pensamientos negativos se perpetúan. En la medida en que pienses en ellos, se intensificarán, lo que puede aumentar el dolor y el riesgo de tener una discapacidad. En cambio, distráete con actividades que disfrutas, pasa tiempo con las personas que te apoyan y considera la posibilidad de consultar con un terapeuta.
  • Igualmente es saludable una rutina personal de ejercicios físicos, Elige el tipo de actividad adecuada, las que fortalecen los músculos que rodean las articulaciones, pero que no las dañan. Un médico o un terapeuta ocupacional puede ayudarte a elaborar un programa de ejercicios adecuado para ti.
  • Concéntrate en hacer ejercicios de estiramiento, de amplitud de movimiento y de fortalecimiento muscular gradual y progresivo.
  • Evita las actividades de alto impacto y con movimientos repetitivos, como las siguientes: correr, saltar, tenis, y ejercicios aeróbicos de alto impacto.
  • Finalmente, el uso de medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios solo se deben incorporar al tratamiento bajo estricta supervisión médica.

Dejá tu comentario