Trends | ansiedad |

Ansiedad: 5 alimentos que debes evitar su sufres de ella

La ansiedad está causando estragos en época de pandemia, por eso te dejamos 5 alimentos que deberías evitar si sufres de este trastorno.

La ansiedad está en cada esquina con este enloquecido 2020. Este sentimiento de miedo, temor e inquietud ha desplegado con todo su furia en un año en el que han sido pocas las certezas y muchas las dudas de la gran mayoría de la población. Junto con el estrés, son dos de las condiciones que han empeorado la salud mental de la población global en 2020.

El psicólogo Alberto Álamo, del estudio de psicología online Psiko advierte que es importante diferenciar la ansiedad del estrés: "mucha gente los confunde”. Álamo explica que el estrés ocurre “cuando se produce una situación en que hay una demanda de recursos de los que no disponemos, y generalmente finaliza o bien cuando esa demanda deja de darse o cuando encontramos recursos para contrarrestarla”, teniendo claro qué es el estrés, analizamos de qué va la ansiedad “es un estado emocional cognitivo que no tiene por qué estar asociado a un estímulo externo y que se caracteriza por un conjunto de síntomas persistentes que suelen ser diferentes en cada persona”.

El psicólogo asegura que no hay única receta para mejorar los síntomas de la ansiedad, pero sí hay algunas medidas que se pueden tomar, relacionadas a los alimentos, que pueden mejorar estos episodios.

A continuación una lista con 5 alimentos que deben disminuirse o evitarse:

Galletas: “Alimentos como snacks, bollería y galletas son los más consumidos en aquellas personas que relacionan la ansiedad con la comida”, explica la nutricionista de BluaU de Sanitas, Natalia Galán, que recomienda erradicar todos aquellos alimentos ricos en azúcares.

Café: Según Galán, “la cafeína es un excitante y cuando tenemos ansiedad no es recomendable consumir sustancias excitantes que puedan aumentar nuestro nerviosismo”.

Alcohol: El alcohol es uno de esos falsos amigos que pueden ayudar a mejorar momentáneamente un cuadro de ansiedad, provocando cierta desconexión e incluso euforia, pero, en palabras de Galán, “nada más lejos de la realidad”.

Ginseng: El gingseng es una planta de uso habitual como suplemento, pues numerosos estudios certifican que puede mejorar la función mental, el rendimiento deportivo y reducir la fatiga y debilidad. Entre sus efectos adversos encontramos, sin embargo, que puede provocar nerviosismo y ansiedad.

Embutidos: Los alimentos ricos en grasas saturadas y trans, como los embutidos, la bollería y otros procesados, pueden provocar ansiedad.

Temas

Dejá tu comentario