Trends | abuelo | viagra | España

Abuelo pintaba pastillas de azul y las vendía como viagra

El abuelo fue descubierto con pastillas de paracetamol, tinta china y un lavatorio donde pintaba las medicinas con las que engañaba a sus compañeros.

Un geriátrico ubicado en Castilla la Mancha, en España, fue testigo de otro hecho insólito, cuando un abuelo residente fue descubierto por los médicos residentes de la localidad, al detectar que otros abuelos presentaban su lengua teñida de azul por haberles comprado una viagra falsa.

Al percatarse de la situación, las autoridades del geriátrico tomaron la drástica medida de expulsar al abuelo, quien fue descubierto en flagrancia pintando pastillas con tinta azul para hacerlas pasar por viagra y venderlas a sus compañeros del geriátrico.

Semanas atrás, los médicos y enfermeras de este centro para adultos mayores de Castilla la Mancha, región del centro de España, iniciaron una investigación tras detectar las bocas azules de los abuelos. En un principio, aislaron a los pacientes ante la posibilidad de que se tratase de alguna enfermedad o virus contagioso. Tras los exámenes de rigor y algunas preguntas a los pacientes, descubrieron que había un vendedor de viagra falso en el geriátrico.

De inmediato, se iniciaron varios interrogatorios entre los presentes para dar con el vendedor, quien finalmente quedó identificado como Isaías, de 80 años, quien vendía pastillas de Paracetamol pintadas de azul, con el pretexto de que se trataban de Viagra.

Luego de revisar su dormitorio, encontraron junto a su cama un recipiente con tinta china azul y un lavatorio, donde se presume que pintaba las pastillas.

Algunos de los compradores de Isaías, tras ser consultados por la prensa, indicaron que descubrieron el fraude al no haber mostrado ningún efecto en las pastillas.

"A mí me estafó una vez, pero cuando convencí a la Joaquina de visitarla una noche, terminamos jugando al mus (juego de naipes), porque no hubo manera", informó el portal Mega Noticias.

Otra interna también mostró su decepción luego de haberle comprado las pastillas al abuelo vendedor sin obtener alguno de los resultados esperados.

"Sexualmente seguimos igual, pero por lo menos venían a visitarnos algunos de vez en cuando por la noche, que eso se agradecía", declaró.

El geriátrico detalló que el abuelo vendedor fue expulsado del recinto y se abstuvo de indicar si presentará alguna denuncia ante la justicia de España.

Dejá tu comentario