Show | Sky Rojo | Miguel Ángel Silvestre |

Actor de Sky Rojo promociona nueva serie con Paramount Plus

Miguel Ángel Silvestre, actor de Sky Rojo, está listo para el estreno de su nueva serie, Los Enviados.

El 19 de marzo, Netflix sacudió a sus suscriptores con el estreno de Sky Rojo, la serie española de Álex Pina, mismo creador de La Casa de Papel, que revolucionó a los fanáticos de actores como la argentina, Lali Espósito, y el español Miguel Ángel Silvestre.

Embed

Este último interpretó a uno de los personajes principales de Sky Rojo, Moisés. Es la mano derecha de Romeo, un proxeneta que tiene a una veintena de mujeres secuestradas en un burdel de Tenerife, España. Moisés ayuda a secuestrar a estas chicas en distintos países para llevarlas al prostíbulo de Romeo.

Embed

Este personaje de la serie Sky Rojo, interpretado por Miguel Ángel Silvestre, fue revelando -de a poco- la historia de su pasado, donde el maltrato de su padre fue tomando fuerza, al punto de él mismo asesinarlo para que no golpeara más a su madre.

El buen trabajo de Miguel Ángel Silvestre en la interpretación de Moisés le ha dado una popularidad tremenda, abriendo puertas para otras producciones como Los Enviados, pronto a estrenarse por Paramount Plus.

Es precisamente su trabajo en Los Enviados lo que llevó al actor de Sky Rojo a ocupar la tapa de QG México, junto al actor Luis Gerardo Méndez:

Sinopsis de Los Enviados

Los Enviados es una serie de thriller y acción, protagonizada por Luis Gerardo Méndez y Miguel Ángel Silvestre. La serie gira en torno a dos sacerdotes, quienes tendrán la misión de viajar desde la ciudad del Vaticano a México.

Sinopsis de Sky Rojo

Wendy, interpretado por Lali Espósito; Coral, por Verónica Sánchez; y Gina, encarnada por Yany Prado, son tres prostitutas que huyen del club de alterne en el que vivían tras dejar a su proxeneta gravemente herido y con medio cuerpo paralizado. Una cubana-estadounidense, una argentina y una española emprenden un viaje por carretera sabiendo que, después de lo que han hecho, están muertas. Con varios delitos graves a sus espaldas, por los que no pueden acudir a la policía y con los sicarios del proxeneta pisándoles los talones, sólo les quedan dos opciones: huir o plantar cara a sus perseguidores y contraatacar.

Dejá tu comentario