MasterCard | Banda | Tarjeta

MasterCard anuncia reemplazo de tarjetas con banda magnética

MasterCard empezará a deshacerse de las tarjetas con banda magnética en 2024 y desaparecerán definitivamente para el 2033

Las tarjetas de crédito de banda magnética aparecieron por primera vez en la década de los 60 gracias a una iniciativa de MasterCard, lo cual marcó un hito en la historia ya que antes los comerciantes tenían que anotar a mano la información de la tarjeta de cada cliente.

El problema es que los dependientes no podían saber si la tarjeta era válida. Para solucionarlo, las empresas emisoras de tarjetas distribuían una lista de números de cuenta erróneos cada mes que el dependiente debía cotejar. La banda magnética ayudó a solucionar todos estos problemas, ya que los bancos podían codificar la información de las tarjetas directamente en el reverso de las mismas.

Más tarde, se usaron máquinas de impresión para registrar esa información en papel carbón, y posteriormente apareció el chip, que creaba un código de transacción único que, a su vez, era validado por el banco para garantizar la autenticidad de la tarjeta. En los 90 se introdujo la norma EMV (un estándar de interoperabilidad de tarjetas con circuito integrado) que, actualmente, se usa en el 86% de transacciones presenciales en todo el mundo, según Mastercard.

Y ahora, Mastercard ha confirmado a través de su página web que, a partir de 2024, comenzará a deshacerse de la tecnología de bandas magnéticas en sus tarjetas. Su objetivo es que para 2033 ni una sola tarjeta Mastercard tenga banda magnética, dándole así mucho más protagonismo al chip y al pago inalámbrico.

Con este anuncio, Mastercard se convierte en la primera red de pagos en eliminar esta tecnología, algo que se hará en varias fases. Comenzará en 2024, cuando no se requerirá que las tarjetas de crédito y débito Mastercard recién emitidas tengan banda magnética en la mayoría de mercados, incluyendo el europeo.

Estos márgenes de tiempo tan amplios tienen como objetivo que aquellos socios que todavía dependen de la tecnología de banda magnética tengan suficiente tiempo para tramitar el procesado de tarjetas con chip y/o contactless.

Dejá tu comentario