Trends | hombres | edad | crisis

¿Qué es la crisis de la mediana edad en los hombres?

Ni coches deportivos ni jóvenes amantes, así es la crisis de la mediana edad en los hombres en el siglo XXI

Algunos psicoanalistas tienen una teoría para explicar por qué hemos caricaturizado tanto la crisis de la mediana edad, en ocasiones llevada al absurdo a través de bromas o guiones televisivos en los que los hombres, obsesionado por los injertos capilares, aparece salivando como un ser desesperado que persigue a jovencitas con las que echar una canita al aire; mientras intenta recuperar la juventud.

Ellos opinan, con cierta ironía, que llevar esta situación al absurdo ha sido fundamental para la supervivencia, porque si hacer cambios radicales en tu vida se hubiera considerado como algo bien visto en la sociedad hubiéramos tenido un serio problema.

La crisis de identidad de los cuarenta en los hombres es real, lo que ocurre es que no se manifiesta de la misma manera, ni en el mismo momento, en todas las personas. La mayoría de los hombres reconoce esa profunda sensación de haber llegado al ecuador de la vida, de que ya ha comenzado la cuenta atrás.

Comienzan a cuestionarse si han cumplido con las expectativas que tenían para sí mismos y también las que el resto de la sociedad tiene puestas en ellos, preguntándose constantemente: “¿Hacia dónde voy? ¿Lo que tengo es lo que quiero?, ¿Cómo puedo mejorarlo? Y, lo más importante, ¡qué miedo a perderlo!” Un absoluto caos.

El término “crisis de mediana edad” lo acuñó Elliott Jacques en 1965, un psicoanalista canadiense que lo definió como "un reflejo de la toma de consciencia de la propia mortalidad". La idea apunta directamente al momento en que la muerte deja de ser un concepto general o un suceso vital consistente en la pérdida de alguien cercano para convertirse en un asunto personal. Es decir, cuando comienzas a pensar que eso te puede pasar a ti.

Te encuentras en la mitad de la vida y seguramente ya has tenido experiencias de pérdida o enfermedad de alguno de los padres, lo que ha incrementado el sentimiento de temporalidad. Es normal hacer un balance general de la vida, es un momento de tomar decisiones respecto a si lo que hacemos nos satisface, nos gusta o nos llena.

Este momento de la vida supone un gran reto, es como una prueba de fuego que nos pone la vida antes de pasar a otra fase de nuestro ciclo vital. La psicóloga Mónica Fabra también lo ve de esta manera. "El reto consiste en poder vivir asumiendo las responsabilidades que nos corresponden como adultos sin renunciar a aquellas cosas que son importantes para nosotros".

Dejá tu comentario