gatos | japoneses | Japón

Japón: Diseñan mesa con orificio en el centro para gatos

La compañía de ventas online de Japón, Dinos, detalló que la mesa cuenta con una tapa para cubrir el espacio del felino, en caso de que no se quiera usar.

La compañía japonesa de comercio por internet Dinos publicó esta semana en su catálogo una nueva mesa de comedor, la cual está diseñada para compartir las comidas del día con los gatos de la casa.

La empresa informó que este nuevo concepto de mesa está hecho de roble macizo, mide 130 centímetros de largo por 85 de ancho y debajo del tablero cuenta con una plataforma circular, a la que puede subirse un gato doméstico.

La mesa cuenta además con una apertura de 16 cm de diámetro en el centro de la mesa, lo que permite que la mascota pueda asomar su cabeza. Pero si no lo quiere, el dueño también puede ser cubierto con una tapa especial, diseñada por la empresa con ese objetivo.

Dinos detalló que la plataforma circular, mientras está libre, puede ser usada como un estante para no desperdiciar espacio o bien como florero. Sin embargo, no recomienda colocar allí objetos frágiles que el animal podría dañar sin querer, al subirse de un salto repentino.

mesa-gatos.jpg

Este nuevo concepto de mesa para cenar ya está disponible para la venta en tonalidades claras y oscuras, mientras su precio de venta al público es de 159.000 yuanes, o 1.444 dólares.

Los gatos son altamente venerados en Japón, considerado un animal místico y protector o casi una deidad en la tierra del sol naciente. Se les denomina "tsundere", que proviene de la combinación de dos palabras: "tsuntsun", que significa "distante y arisco", y "deredere", que significa "cariñoso y afectuoso", una perfecta analogía de lo que representa el carácter de los queridos gatos.

De acuerdo con estudios psicológicos, los japoneses son considerados uno de los dueños más afectuosos del mundo, en especial con los gatos.

"Existe un arrendamiento extremadamente fuerte para que el código de conducta personal de los japoneses se oriente a otras personas en lugar de a ellos mismos. Entonces, incluso en su relación con sus mascotas, los japoneses están felices de poner las necesidades de su gato antes que las suyas y actuar en consecuencia”.

Dejá tu comentario