Trends | Cerebro | científico |

¿Nuestro cerebro nos sabotea el éxito?

Nuestro cerebro a veces nos sabotea el éxito porque hemos creado un entorno complejo para vivir y todavía tenemos partes simples que no reaccionan bien ante él

El doctor y científico Dean Burnett es profesor de Psiquiatría en la Universidad de Cardiff, donde es investigador, escribió tres libros dedicados al cerebro y a la psicología y tiene un blog en el que aborda temas como la salud mental.

En esta oportunidad, el científico se ha referido a las funciones del cerebro y por qué a veces sentimos que sabotea nuestro éxito o nuestra sensación de felicidad. El neurocientífico británico desmonta en su libro "El cerebro idiota" cualquier imagen idealizada que tengamos del cerebro y nos expone sus "imperfecciones".

En relación a esto, señala: "Puede que sea el lugar donde habita la conciencia y que sea asimismo el motor que impulsa toda la experiencia humana, pero, pese a tan venerables funciones, su desorden y su desorganización no conocen límites".

El científico señala que el cerebro es "víctima de su propio éxito" y esto tiene mucho que ver con el hecho de que hemos desarrollado estas habilidades mentales realmente poderosas para pensar racional y lógicamente, para tener un pensamiento abstracto, para llevar a cabo procesos complejos, que la mayoría de las especies no pueden hacer o, hasta lo que sabemos, ninguna puede.

En el mismo cerebro tenemos lo que es complejo y lo que es esencial y eso provoca que muchas de las cosas complicadas que hacemos, desencadenen reacciones primitivas que están en un nivel mucho más básico.

Pero ahora, debido a que somos tan inteligentes y complejos, podemos experimentar la misma respuesta genuina de miedo y estrés por cosas que quizás nunca sucederán: “me puedo preocupar si la economía va mal porque podría perder mi empleo o por la posibilidad de que mi pareja me abandone, aunque no tenga evidencia real de que eso va a pasar”.

De hecho, es posible que nunca lo haga. Pero se desencadena la misma respuesta de miedo y eso nos causa estrés. Ahora tenemos mucho más a que temer y eso tiene implicaciones negativas que van más allá del estrés. Poseemos estas regiones cerebrales muy poderosas adheridas a las más simples, a las más directas, y eso causa mucha confusión. Por eso hay gente que está tan ansiosa.

Dejá tu comentario