Tecno | Blue Origin | NASA | SpaceX

Blue Origin perdió su demanda contra la NASA por contrato de SpaceX

Blue Origin perdió su demanda contra la NASA por lo cual no podrá recibir ninguna subvención por el programa Artemisa de la agencia

La NASA ha ganado la demanda que contra ella interpuso Blue Origin para poder recibir parte del programa de subvenciones Artemisa, con lo cual el primer favorecido por el veredicto es SpaceX, a quien Blue Origin no pudo quitarle su parte del programa.

De este modo, SpaceX queda como beneficiario absoluto de la anhelada subvención, que le hubiese permitido a Blue Origin realizar un viaje a la Luna. Al respecto, Jeff Bezos declaró en su cuenta de Twitter: "No es la decisión que queríamos, pero respetamos el juicio de la Corte y deseamos pleno éxito para la NASA y SpaceX en el contrato".

Una de las razones por las que no es sencillo renunciar a un programa de financiamiento como Artemisa es que con la multimillonaria cifra que maneja, tiene entre sus metas para el año próximo, llevar a la primera mujer a la Luna y también preparar un viaje a Marte, con la participación integrada de astronautas, empresa privada y agencias espaciales.

Cuando Jeff Bezos se enteró, hace dos años, de los alcances de Artemisa, elaboró una estrategia para disputarle la subvención a la empresa de Elon Musk, uniendo su candidatura a la de varias empresas con las que elaboró una alianza de respaldo mutuo, y para entonces la NASA había anunciado que hasta dos empresas podían compartir la subvención, por lo que casi todo el mundo daba por sentado que el programa de financiamiento Artemisa sería compartido por las rivales Blue Origin y SpaceX.

Sin embargo, la NASA después anunció que solo se financiaría un proyecto: el de SpaceX. Por tanto, la compañía de Elon Musk se llevó un super contrato de 2.900 millones de dólares (unos 2.464 millones de euros) para desarrollar su Sistema de Aterrizaje Humano.

En los argumentos de la demanda, Blue Origin declaró: "Creemos firmemente que los problemas identificados en esta adquisición y sus resultados deben ser abordados para restaurar la equidad, crear competencia y garantizar un retorno seguro a la Luna para Estados Unidos".

Dejá tu comentario