Trends | Síndrome de Down | Kristina | cafetería

Chica con síndrome de Down decidió abrir su propia cafetería

Kristina tiene síndrome de Down y usó la pandemia para aprender y luego abrir su propia cafetería, donde además trabaja con personas con discapacidad.

Esta es una hermosa historia de superación pero también de aprendizaje para el resto del mundo. La pandemia nos afectó a todos y tuvimos que aprender a vivir de otra manera, y para Kristina, una joven con Síndrome de Down no fue la excepción, sin embargo, se reinventó y logró salir adelante gracias a una cafetería.

En un principio esta situación también la afectó, pues perdió el empleo que tenía como voluntaria en una guardería, y es por eso que utilizó todo su tiempo libre para lograr lo impensado, hoy es dueña de su propio negocio.

Para la familia de Kristina, que viven en Carolina del Norte, Estados Unidos saben que ella es capaz de hacer cualquier cosa por salir adelante y que el Síndrome de Down no es un impedimento para ella.

De hecho, es una gran mujer ya que en se graduó de South View High School y comenzó como voluntaria en una guardería de la ciudad. Pero fue por culpa de la pandemia que ese sueño terminó pero no por eso no iba a hacer nada más.

Después de tanto estudio, ¡ahora ella tiene su propio negocio!

Kristina.jpg

El 20 de agosto de 2020 se inauguró Kristina’s Grinds and Grace, un pequeño pero maravilloso café, y ése a que el horario de funcionamiento no es muy extenso, entre las 3:00 p.m. y 5:00 p.m. y los sábados está de 10:00 a.m. hasta el mediodía, está aprendiendo a hacer cosas nuevas y conociendo más personas.

Pero Kristina fue más allá, porque con la popularidad que ha adquirido deAhora que Kristina tiene su propio negocio, el cual ha tenido gran popularidad, ha decidido que sus empleados sean chicos igual a ella: con capacidades diferentes pero dispuestos a salir adelante a pesar de todo.

Dejá tu comentario