Trends | Apple | Epic Games | app

Se acabó el juicio y Epic Games ganó en su demanda a Apple

Un juez en los Estados Unidos determinó que Apple debe permitir otras formas de pago que vayan más allá de su app store

Para muchos el juicio entre Epic Games y Apple se pudo considerar como el juicio del siglo, no solo por la magnitud de las empresas involucradas sino también por sus posibles ramificaciones en la industria de la tecnología. Este juicio ya acabó y el vencedor fue Epic Games.

En el fallo de la jueza Yvonne González-Rogers, se emitió una orden permanente en el juicio lo cual representa un inmenso golpe a Apple y a su modelo de negocio.

Bajo la nueva orden, Apple queda permanentemente prohibida de limitar o impedir a los desarrolladores de aplicaciones y videojuegos usen enlaces o botones externos a la app store de Apple para manejar por cuenta propia las transacciones entre sus clientes.

La jueza explicó en el fallo completo su lógica para llegar a esa decisión señalando que “el mercado relevante aquí es el mercado digital móvil de transacciones en juegos, no los videojuegos en general.

Bajo el modelo de negocios anterior, todas las transacciones que se hicieran a través de una aplicación descargada desde la app store se tenían que realizar a través del sistema de pagos de Apple, lo que se traducía en que la empresa de la manzanita se llevaba un alto porcentaje de la ventas que registraban los desarrolladores, esto sin que Apple aportara en nada al desarrollo de algún juego o aplicación.

Este modelo de Apple, que finalmente queda derrotado tras la victoria de Epic Games en el juicio, es muy similar al que emplea Google con sus teléfonos Android, por lo que se espera que próximamente esta empresa también se vea obligada a revisar su esquema de negocios.

Finalmente el fallo se negó a calificar a Apple como una entidad que aplica monopolio. Sin embargo, sí destacó que con el las tarifas que estaba aplicando, estaba en modelo de negocios no competitivo y por ende violatorio de las leyes de California.

Dejá tu comentario